Inmigración Italiana

Escrito por: Alessia Di Cunto, el 17/01/2021.

Estoy muy orgullosa de este artículos, que incluye mis estudio universitarios, mi cultura y mi familia. ¡Espero qué os guste! Tengo ganas de leer lo que pensáis en los comentario abajo.


¿Alguna vez has pensado cuántos italianos viven en el mundo? Bueno, la respuesta es simple: ¡MUCHOS!

Muchas estadísticas han demostrado que una de las primeras cosas que los ciudadanos del mundo encuentran extrañas en la cultura italiana es el estrecho vínculo que se forma entre los miembros de una familia. Me preguntaba cómo hablar de eso aquí en mi sitio web, y luego se encendió la bombilla, recordándome cuando en la universidad estudié la inmigración italiana en el mundo.

Vamos a ver el fenómeno un poco más de cerca.

No todos saben que muchas personas de otros estados pueden solicitar la ciudadanía italiana, gracias a numerosos documentos que atestiguan la italianidad de sus antepasados.

Un cartel del gobierno brasileño escrito en 1886 para los futuros emigrantes italianos.

Fuente: https://www.focus.it/cultura/storia/migranti-storia-emigrazione-italiana

Podemos decir que Italia aparece ahora como una tierra feliz, lo que no se corresponde en absoluto con lo ocurrido en el pasado. A partir de 1861, muchos italianos emigraron al extranjero en busca de un futuro mejor. Se estima que entre 1861 y 1985 unos 30 millones de personas abandonaron Italia. Una tajada rentable se inició en las décadas comprendidas entre 1861 y 1915, período que recordamos con el nombre de “Gran Migración”, y fue así como muchas provincias se redujeron a la mitad. El destino era principalmente América del Norte, un lugar que requería una gran cantidad de mano de obra. Nueva York no fue el único destino popular, sino que también le siguieron Argentina y Uruguay. Evidentemente, casi siempre era el jefe de familia el que salía primero; una vez que se establecía en el Nuevo Mundo, se le unía el resto de la familia. Como puedes imaginar, la mayoría de las personas que emigraron pertenecían a las clases sociales menos acomodadas y, obviamente, no todos podían pagar el viaje. Se estima que alrededor del 50% eran inmigrantes ilegales, lo que generó bastantes prejuicios entre los estadounidenses.

De hecho, no fue nada fácil ganarse la confianza de la población norteamericana, que resultó ser todo lo contrario en Sudamérica. Además, los italianos no hablaban nada de inglés y era difícil mejorar si nadie estaba dispuesto a ayudarlos. Esto explica la razón por la que a menudo se crearon verdaderas comunidades, que a su vez dieron lugar a barrios italianos en tierras extranjeras.

Aún hoy, en Argentina nos llaman “Tano” o “Tana, como abreviatura de “italiano/a”. Hay que reconocer que para nuestros antepasados no fue nada fácil, pero a pesar de todo superaron cada dificultad, creando un mejor futuro para sus familias, dando a sus hijos todo lo que necesitaban para crecer de la mejor manera.

Volviendo al discurso inicial, me gusta pensar que es por eso que las familias italianas tienen relaciones tan fuertes e íntimas. Nuestros antepasados nos enseñaron lo difícil que es dejar a tu familia cuando no tienes otra opción, lo desmoralizador que es ser rico en esperanza pero sin un centavo en el bolsillo. Y por eso estoy agradecida toda mi vida por todo lo que tengo, por lo que soy y por lo que quiero ser en el futuro: una persona que cree firmemente en los valores familiares. Además, sé que gracias a todo esto tengo algunos familiares en Brasil, así que quién sabe… ¡quizás algún día los conozca!

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...